La magia de la manifestación.
6 julio, 2018
Espejito, espejito…
3 agosto, 2018
Show all

Que nada te impida vivir en el Amor: La historia de Lucía y Juanita

"

“Que mi mente no se pierda hoy en los caminos de la oscuridad, sino que permanezca en el campo de la luz. Que no ceda a la tentación de atacar a mi hermano o atacarme a mí. Que pueda aferrarme al amor.”


Marianne Williamson Escritora

Es fascinante vivir en Dios, es experimentar esa “paz que sobrepasa todo entendimiento” y reconocer que hemos sido muy permisivos con el ego que, con su miedo a amar, nos ha impedido la felicidad.

Sí, todo sufrimiento, toda incomodidad, todo rechazo no es más que miedo a amar incondicionalmente, a confiar, a rendirte ante la Vida y su grandeza.

Hoy te invito a que radicalmente le digas SÍ al Amor, sin pedirle opinión a los conceptos, dudas y miedos con los que te has contaminado.  Tú única voluntad es sentir la dicha que sólo es posible en el Amor divino.

Quiero que sepas que si estás leyendo este artículo es porque ha llegado en el momento preciso a tus manos y tú lo has pedido.  De modo que voy a explicarte, con un caso real (al cual le he cambiado los nombres y algunas circunstancias por respeto), a que me refiero cuando hablo del “miedo a amar”, para acompañarte en esta comprensión.

Lucía es una mujer en proceso de transformación espiritual, es practicante de Un curso de milagros y está comprendiendo lo que significa la Expiación:  Esa entrega en la que toma responsabilidad de lo que vive y a la vez pide ayuda al Espíritu Santo para que sane su mente, pues reconoce que todo lo externo es una proyección de sus pensamientos.

Lucía está comprometida con su paz y para ello entrena cada día estar muy presente para sentir su cuerpo, las emociones que afloran en su cotidianidad.  Un día es invitada a una reunión con sus compañeras de universidad, y se da cuenta que va Juanita.

La última vez que Lucía tuvo una conversación con Juanita, esta última la agredió sin causa aparente, y además de esto, varias amigas en común le habían contado la forma displicente como Juanita se refería a ella en público. 

Esto había causado en Lucía un malestar que entonces, había decidido ignorar, pues racionalmente se decía a sí misma que toda esa situación tenía un propósito, de modo que creyó que cualquier perturbación había desaparecido.

Sin embargo, la convocatoria a esta reunión le hizo sentir un frío que recorrió su cuerpo, sus manos sudaban y su incomodidad era evidente.  De modo que su conciencia empezó a recibir mensajes de su ego: “Discúlpate y no vayas”, “No te expongas a un mal rato”, “Qué mal que Juanita va”, “Si no vas, va a creer que le tienes miedo, demuéstrale que no te importa”.  Y así iban y venían mensajes que alimentaban su miedo, hasta que en un instante de luz, el Amor le habló: “Este encuentro es un regalo Lucía.  Es una oportunidad preciosa para que pongas en práctica el Amor, Expía y entrégate a la voluntad de Dios”.

<<Permítaseme reconocer el problema para que pueda ser resuelto>>

Un Curso de Milagros

Y así fue, Lucía decidió atender sus emociones, dejar salir lo que le aprisionaba, empezó a escribir para contarle a Dios con honestidad lo que sentía, lloró, respiró y escribió:

“Padre, esto lo he elegido yo, todo ha estado aquí para mi sanación, no tengo que saber que hacer ni que decir, pues tu me guías amado Padre.  Espíritu Santo te entrego esta relación, la dejo en tus manos para que elijas en favor del Amor por mí, no sé como hacerlo, me duele Padre, me olvidé de mi esencia de unidad, más tengo la firme voluntad de recordar, de amar y sentir paz, hazlo tú por mi, me rindo, te amo, gracias, gracias”

Como por arte de magia Lucía no volvió a pensar en esto, y al llegar el día del encuentro con sus amigas, pudo mirar a los ojos de Juanita con un amor tan profundo que le parecía increíble, Juanita la abrazó y entre ambas se sentía ese amor sobrenatural, ese que no es de este mundo, ese que no conoce las diferencias, que no necesita aclaraciones ni explicaciones, ese que sabe que somos uno.

<<No hay velo que el Amor de Dios en nosotros no pueda descorrer>>

Un Curso de Milagros

Lucía dice que decidió no permitirle más historias de terror a su ego, que decidió confiar y que con esta experiencia de paz inconmensurable, tiene la firme intención de no volver a desatender cualquier sensación por pequeña que parezca, pues ha verificado el regalo infinito que se esconde tras ella, que no va a volver a negarse a AMAR en toda la extensión de la palabra y que no va a permitir que el miedo se lo impida.

Mi amado/a, deseo de corazón que hayas comprendido con este ejemplo, como el ego argumenta en contra del amor, y como es siempre tu elección consciente escuchar al Ser que camina contigo. 

 No te preocupes si sientes que no puedes, eso también es falso, al fin y al cabo tu yo pequeño no hace nada, el Espíritu Santo, tu Guía o Maestro interno, lo hace por ti.

<<Si solo confías en tus propias fuerzas, tienes todas las razones del mundo para sentirte aprensivo, ansioso y atemorizado>> 

Un Curso de Milagros

Permite que Dios se manifieste, permite que el Amor haga nido en tu vida y sé su expresión cada día, déjate usar por Aquel que sabe lo que más te conviene, sé su instrumento y disfruta la bendición de vivir en Dios.

<<Me haré a un lado y dejaré que Él me muestre el camino>> 

Un Curso de Milagros

Te abrazo desde mi Ser,

María del Mar

3 Comments

  1. Astrid dice:

    Gracias, q bonito regalo

  2. Mildred dice:

    Gracias por guiarnos con tu Luz

  3. Liliana dice:

    Gracias, todo con amor sale perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.