Las relaciones como entrenamiento espiritual
27 abril, 2017
persona no toxica naturaleza bosque paz tranquilidad
¿Eres una persona tóxica?
31 mayo, 2017
Show all

La toma de conciencia y su impacto en nuestra salud

La perfección del cuerpo físico:

Somos seres espirituales experimentándonos a través del cuerpo físico, esa máquina de absoluta perfección, cuya complejidad funcional es impresionante, desde la composición de cada una de las células que lo integran, hasta la estructura de cada mecanismo que permite, sin nuestra intervención consciente, el desarrollo de procesos como la respiración, la circulación, la digestión, entre otros, que magistralmente engranados permiten que haya vida. Este cuerpo inteligente es parte inherente de la inteligencia universal, una de tantas manifestaciones de vida, como lo son las plantas, los animales, incluso el planeta que habitamos.

El ego:

Este cuerpo físico implica que tengamos la sensación de estar separados, separados de nosotros mismos, del ser, de la Fuente de amor que nos sustenta y de los demás, esto nos hace creer que somos especiales, de ahí que desde que iniciamos este viaje llamado vida, desarrollamos una serie de características que dan lugar a la personalidad, a un falso sentido del ser, a esa voz que llamamos ego. Ese que nos lleva a identificarnos con nuestros pensamientos, provocando que nuestra atención no este presente y fluctuemos entre el pasado y el futuro, alienados de quien realmente somos.

Y así, en automático, convertimos a estos pensamientos y sus consecuentes emociones en nuestro “Yo”.

Programas Inconscientes:

Las emociones del ego son diferentes en cada persona, pues estas son el resultado de múltiples factores, la genética o la influencia del transgeneracional, las vivencias de nuestra madre en estado de embarazo y especialmente los condicionamientos de la primera infancia determinados por las relaciones con nuestros padres o hermanos, momentos en los que se graban paulatinamente, programas inconscientes que proyectamos a lo largo de nuestra vida, programas de culpa, miedo, escasez, no merecimiento, crítica, desvalorización, manipulación, y muchos otros que nos limitan y nos desconectan de nuestra esencia de infinitud, libertad, conciencia, paz, comprensión, amor, unidad.

Personajes o máscaras del ego (Los eneatipos del Eneagrama):

Dichos programas funcionan de manera automática, como los software de una computadora, y son los que nos llevan a asumir personajes a la hora de relacionarnos , identificados de acuerdo a patrones inconscientes que nos hacen creer que actuando de X ó Y manera obtendremos aprobación, afecto, aceptación, valoración, de este modo coexistimos los perfeccionistas, los logradores, los justicieros, los pesimistas, los controladores, las víctimas, los vanidosos, los amorosos, los encantadores, los sabelotodos, los rebeldes, los coléricos, los creyentes, los protagonistas, entre otros.

Creencias que alimentan emociones:

De acuerdo al personaje que interpretamos o la máscara del ego con la que nos identificamos, solemos verbalizar frases que alimentan consecuentes emociones de separación.

Para ejemplificarlo he diseñado un cuadro que nos muestra las emociones que se nutren inconscientemente de los pensamientos o creencias según el personaje:

PERSONAJE CREENCIA/PENSAMIENTO

EMOCIÓN

El logrador Para ser valioso debo ser exitoso – La vida es una permanente competencia Envidia
El perfeccionista Para obtener algo en la vida hay que sacrificarse, no me puedo equivocar Ansiedad
El pesimista No se puede confiar en nadie! – Y si me quedo sin trabajo? Miedo
El controlador Yo se lo que es mejor para ti Ira
La víctima Mal paga el diablo a quien bien le sirve Tristeza
El justiciero No soporto la injusticia! Rencor
El encantador Nadie te amará como yo – No merezco ser amado Celos

Consecuencias para la salud:

Este torrente de emociones alimentan los pensamientos y estos a su vez se tornan compulsivos y acrecentan las emociones negativas, cayendo en un círculo vicioso que científicamente se ha demostrado, es tóxico para el cuerpo, pues interfiere con su equilibrio natural, lo desarmoniza, debilita su sistema inmune, provocando con ello desde las enfermedades mas comunes, como el estrés, hasta aquellas que recientemente se han extendido y dado a conocer, como la fibromialgia.

Salud a través de la toma de conciencia:

“No es posible Despertar a la Conciencia sin dolor. La gente es capaz de hacer cualquier cosa, por absurda que sea, para evitar enfrentarse a su propia Alma. Nadie se Ilumina imaginando figuras de Luz, sino por hacer consciente la oscuridad”. Carl Gustav Jung

Cuando reconocemos que no somos el personaje que interpretamos y más aún, cuando descubrimos cual es la máscara del ego con la que mas nos identificamos, (a través del Eneagrama es un excelente método), encontramos entonces el regalo oculto de experimentarnos a través del cuerpo y con ello la oportunidad invaluable de valorar nuestros temores y motivaciones, no para juzgarnos, sino para aceptarnos, amarnos, atender nuestras emociones, permitirnos sentir sin reprimirnos, e iniciar el proceso maravilloso de observar los pensamientos del ego, logrando a través de la atención plena, la capacidad de soltarlos, dejarlos ir y liberando con ello aquellas emociones negativas que los acompañan, volviendo así, a la luz de la conciencia, al Ser de armonía, paz, plenitud y amor incondicional que somos, fortaleciendo ineludiblemente la salud de esta máquina perfecta llamada cuerpo físico.

María del Mar Ríos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: