Espejito, espejito…
3 agosto, 2018
¿Estás viviendo tu espiritualidad?
28 septiembre, 2018
Show all

Diez prácticas diarias para alcanzar la paz.

Todos en esencia somos Amor, venimos de un estado de profunda paz, dicha, abundancia, plenitud y Unidad.  Esto hace que desde que percibimos la separación en este lugar, una chispa dentro de nosotros palpite, llame, grite y pida sin parar volver al Amor.

Sin embargo en esta desconexión de nuestra Verdad no sabemos como responder a ella, y parece que se apaga y queda un vacío, un hueco que buscamos llenar con todo lo que aparece frente a nuestros ojos.

Es entonces cuando nos apegamos a papá, a mamá, a la mascota, de repente empieza el enamoramiento por el niño del colegio, la necesidad de ganar medallas, de ser el mejor, de adormecer este vacío con alcohol, rumba, drogas, ropa de marca, que más tarde pasa a ser el carro e incluso el yate o las casas, los viajes, lujos y otras excentricidades que nos vende el ego según las circunstancias elegidas para que busquemos y no hallemos la tan anhelada paz, pues una vez tenemos algo de lo deseado, ya no nos es suficiente o en otro de los casos, nos resulta imposible disfrutarlo porque tememos perderlo.  Trampas del ego que nos impiden alcanzar la felicidad.

La felicidad está en ti, en mí, en el recuerdo de nuestra Unidad, que no requiere lucha ni esfuerzo, que no está sujeta al logro de nada externo y que está esperando por ti aquí y ahora, esta es la vía directa al Amor.

Hoy quiero compartirte las prácticas que a diario me mantienen conectada con ese Amor que nos habita y que me permiten disfrutar en mi cotidianidad una experiencia de paz y abundancia:

  • 1
    Al despertar agradece por Ser, no necesitas grandes razones, el solo hecho de Ser un Hijo de Dios es suficiente motivo para agradecer, siente el agradecimiento en tu pecho como un sol que se expande.
  • 2
    Luego entrega tu día a Dios, esta oración de Un curso de milagros es la que utilizo a diario para ello:“Estoy aquí únicamente para ser útil. Estoy aquí en representación de Aquel que me envió. No tengo que preocuparme por lo que debo decir ni por lo que debo hacer, pues Aquel que me envió me guiará. Me siento satisfecho de estar dondequiera que Él desee, porque sé que Él estará allí conmigo. Sanaré a medida que le permita enseñarme a sanar.”
  • 3
    Practica la inocencia de un niño al permitir que la vida te lleve sin resistirla, no luches y simplemente acepta reconociendo que tu Padre te guía, te sostiene y que tu Voluntad y la Suya convergen para tu propósito más elevado: El regreso al Amor.
  • 4
    Practica el soltar el pasado, siempre que surja en tu mente algo que ya sucedió para sabotearte y hacerte sentir culpable o para culpar a otros, simplemente deja ir y repite: “No pudo haber sido de otra manera”, así aceptas e integras todas las experiencias de tu vida con la certeza que estuvieron allí para tu aprendizaje y para hacer de ti quien eres hoy.
  • 5
    Practica la humildad ante las suposiciones que emergen en tu mente y cuando te pilles anticipándote frente al futuro con preocupación, estrés, ansiedad o cualquier sinónimo del miedo, dí: No sé, y reafirma con ello la confianza en la Divinidad que te guía. Ríndete a Su poder.
  • 6
    No intentes controlar a las personas, el tiempo, las circunstancias, el futuro, deja de vivir en la ilusión del control, es solo ilusión, no controlas ni tan siquiera el siguiente instante de tu propia vida, libérate de la necesidad de controlar, esto es miedo disfrazado de fuerza bajo la creencia en un mundo hostil.
  • 7
    Libérate de la creencia en el ataque y la defensa, “En mi indefensión radica mi seguridad” dice una lección de Un curso de milagros que suelo practicar cuando creo que debo defenderme y esto me permite una paz absoluta, pues descanso en Dios, en el Amor mismo, reconociendo que mi hermano es mi proyección, es parte de mi y no me puede agredir si yo en lugar de interpretar desde el miedo, le comprendo con Amor.
  • 8
    Pide guía cada vez que vayas a tomar una decisión y mantente despierto, la respuesta siempre llega.  Practica además constantemente pedir al Espíritu Santo experimentar la Verdad.  Yo repito: “Amado Espíritu ayúdame a recordar que Amo profundamente a mi Padre, que Él me ama y que somos Uno en este Amor”, esto lo siento y me hace sentir muchísima paz.
  • 9
    Cultiva el estado de presencia a través del silencio y la atención plena, cuando silencias la boca y la mente, te permites vivir en este momento y entras en el campo infinito de posibilidades en el que disfrutas en paz, el regalo de cada instante.
  • 10
    Siente tu cuerpo, él te dará señales constantes de cómo estás sintiéndote, si estás atento y presente te será sencillo descubrir cuando no estás en paz y si esto sucede eliges transformar tus pensamientos del miedo al Amor, si el asunto sientes que es complejo para tu ego, entonces recurres a la expiación. Te dejo aquí otro artículo en donde la explico con detalle.

Tu vida es una oración constante, la paz no se alcanza si no es con dedicación, disciplina y rendición, deseo de corazón lleves a tu experiencia estas prácticas que estoy segura transformarán tus resultados de vida.   Pues todo lo externo no es más que el reflejo de nuestro estado interno.

Un Curso de Milagros

 “Eres tal como Dios te creo”

Te abrazo en amor,

María del Mar.


3 Comments

  1. Maria dice:

    Gracias gracias gracias por tus enseñanza y mensajes ?? ahora tengo una duda sobre mi relación con mi hija no se que hacer con ella ella me tiene mucha rabia unos días me trata con cariño y otros días me dice que no la llame ni le textee por 8 meses no me hablo y ahora otra vez no quiere saber de mi dame un consejo gracias ?

  2. Carmen dice:

    Muchas gracias, son prácticas muy sencillas que seguro nos ayudarán a seguir creciendo en este camino con la conviccion de que Dios siempre está ahí para guiarnos y si nos abrimos a esa conexión con el,espíritu santo podremos encontrar las respuestas que necesitamos en un momento dado.

  3. Sonia Morales Romero dice:

    María graciassssss éstos artículos me llenan de lo que necesito cuando los leo mi cuerpo siente algo tan hermoso que quiero leerlo una y otra vez , que Bendición poder recibir estos regalos me hacen muy feliz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.